martes, 2 de agosto de 2016

Carretera: Atajate - Ronda - Atajate

¡Buenas a tod@s!,

Hace mucho tiempo que no escribo pero es que las cosas han ido cambiando muy rápido en los últimos tiempos y el blog ha tenido que resentirse mucho.

Aun así, seguirá siendo mi diario personal de rutas que voy haciendo. En este caso os presento una de las rutas que hice en Andalucía este verano.

Ya hacía años que quería llevarme la bici al pueblo de mi suegro pero nunca se había dado la ocasión, pero este año pude bajarla.

No es una ruta complicada, es más, es una ruta muy simple, pero es que la carretera de Ronda a Algeciras, para hacer con bici de carretera, es una preciosidad.

En mi caso la hice con la bici de ciclocrós, que es la que estoy utilizando desde que me la compré en noviembre de 2015. De hecho la BTT ha quedado abandonada al 95%. Con esta bici puedo hacerlo todo, de diferente manera, sí, pero lo mismo. Salvo algunas trialeras muy complicadas, los demás senderos de aquí el Maresme se pueden hacer sin despeinarse y con mucha técnica.

Lo acepto, he descubierto una bici, una nueva manera de disfrutar, y además me permite disfrutar de los tramos de enlace asfaltados como si de una bici de carretera se tratara.

A lo que íbamos.

Uno de los días me levanté a las seis de la mañana y me puse rumbo a Ronda (que bonita es...).


El calor a esa hora ya era fuerte en los alrededores de Atajate y tenía unos 3,5km de subida ininterrumpida para calentar la maquinaria.





La carretera tiene muchos miradores, esta muy bien asfaltada, tiene arcén y es muy segura. Pocos coches pasaron.


Con un poco de esfuerzo, y aun muy dormido, llegué al puerto de las Encinas borrachas. A partir de ahí vino un tendido sube baja y luego la bajada larga hasta Ronda.


En Ronda me fui hasta la Alameda del Tajo para ver, por el bonito balcón, todas las vistas de la Serranía de Ronda.





A la vuelta, la típica foto en el puente de Ronda (hay que ver como ganan las fotos con el sol de la mañana).



Y después de hacer el japonés (porque mira que hay japoneses turistas en Ronda!), me fui para Atajate.

Es un poco machacona la vuelta, ya que hacía viento, pero lo que es la subida fuerte es más corta. Y la bajada hasta el pueblo apoteósica. Rápida (70km/h), con algunas curvas de aquellas de plegarse a placer... y las vistas...




Al final salieron 35km y 900 metros positivos de desnivel. Una ruta tranquila y buena para saborear. Siempre es un placer hacer rutas fuera de tu zona.