lunes, 10 de junio de 2013

BTT: Pedals de Serrallonga

¡Buenas a tod@s!,

Paso a relataros mi experiencia en la Pedals de Serrallonga que hicimos este fin de semana.

Para quien no lo sepa hago una pequeña reseña. Es una ruta de 2 días organizada por Pedals de Foc o Pedales del Mundo donde se recorren por les Guilleries un total de 110km con un desnivel acumulado de unos 3000m.

Sábado por la mañana me levantaba a las seis, me montaba en la furgoneta y me ponía dirección Premià de Dalt para recoger a Enric. Cargamos bicis y siguiente parada en Vilassar de Mar para recoger a Jordi.
.
Un servidor haciendo el Tetris en la furgoneta

Una vez estuvo todo cargado pusimos ritmo tranquilo hacia Vic. Pillamos allí el Eix y nos salimos en la salida de Folgueroles.
.
Enric, Jordi y un servidor al volante

El desvío se veía bien y en tres kilómetros llenos de curvas imposibles llegamos al Camping el Pont, situado justo en el Pont de Malafogassa.
.
Desvío hacia el camping

Después de todo lo leído del cámping pues bien, no fue tan malo como me esperaba, pero es que ya veníamos con la faena hecha y llevábamos 2 GPS con los tracks de la ruta.
.
Enric y Jordi listos para la batalla

Justo antes de nosotros había otro grupo que se estaba descargando los tracks y parecía que el chico del camping no lo tenía muy claro de cuál era cuál. Un poco raro, la verdad.
.
La burra, la mochila de 5kg y la maleta para dejar en recepción

Nos dieron la bolsa obsequio con algo de paté de la Val d'Aran y los Roadbooks y un par de geles. Psé.
.
Km 0

A destacar que fui al lavabo del camping para hacer aguas mayores y justo sentarme veo un cartel de "pedir el papel en la barra del bar". Toma ya!. Salgo y le digo a la chica del bar que me deje el papel. No se, muy poco decoroso la verdad, aunque ahora me río.

En fin.
.
Foto de equipo antes de salir, Enric, Jordi y un servidor

Que nos pusimos la ropa, las mochilas y empezamos nuestra ruta compartiendo los primeros metros con otro grupo de unos 12 ciclistas que habían venido a lo mismo.
.
Pont de Malafogassa

Empezaron a tirar y se nos fueron. Yo, que llevaba unos 5kg en la espalda me puse mi ritmo diesel y empezamos el primer puerto del día, de  7,9km al 6,4% de media, donde se subían 501 metros. Para empezar era un plato fuerte, pero la subida era por pista muy pisada y ancha.

La parte inicial era más dura y luego se fue suavizando, pero como era al principio lo terminamos sin problemas.
.
Un servidor y Jordi en plena subida inicial

Dimos una pequeña vuelta para conocer la Font del Rector y enfilamos unos 8 km de bajada muy rápida y muy complicada. Mucha piedra suelta, el terreno seco y con mucha gravilla hacían que hubiese que ir con cuidado. Pese a la densa vegetación los acantilados nos acompañaban todo el rato por lo que había que ir al tanto.
.
Disfrutando de la réflex

En la font del Rector recargando agua

Tan solo una pequeña caída tonta de Jordi nos hizo parar. No fue nada, un poco de sangre en el dedo.
.
Jordi y su Cannondale. El que más andaba.

Jordi y un servidor en plan diesel

Los bosques del principio eran impresionantes

Al llegar abajo nos dimos cuenta de que no nos habíamos traído nadie los roadbooks (no pasaba nada), pero tampoco los papeles con los puntos de control (donde teníamos que fichar) ni el mapa... Así que fuimos pensando cómo poner los tampones de los puntos de control y decidimos ponerlos en la hoja de reserva del hotel.
.
Terreno de bajada

Jordi después de la caída enseñando el dedo lisiado

Allí pasamos a un grupo que había salido unos 10 minutos antes que nosotros, estaban descansando.
.
Un servidor preguntando a una grupeta dónde estaban los puntos de control

Justo en este punto empezaba el segundo puerto del día, corto (2,5km) pero con 9,9% de media y 291 metro de ascenso. Lo peor era el terreno, rotísimo, con mucha piedra y muy técnico. Por suerte, de mis dos modestas monturas (29 rígida y 26 doble) me llevé la 26 doble que me salvó el culo y las lumbares y que me permitió traccionar bien en este infierno que nos esperaba.
.
Humedad máxima

Disfrutando a tope del recorrido

Al llegar arriba hubo una ligera bajada y lo que vino (sumando este pequeño puerto) fue un rompepiernas de 11,2 km con 707 metros acumulados donde las medias de subida eran del 9%. Vaya, una zona muy dura.
.
Enric a tope en la bajada

También habían subidas muy duras

Susqueda

Como digo, el terreno estaba muy roto y las subidas había que trabajarlas el doble. El calor empezaba a apretar y la zona era muy húmeda con lo que se hizo una especie de "xafogor" que nos hizo sudar la gota gorda.
.
Susqueda

Subidas duras del 8 y 9 %

En este tramo encontramos al grupo con el que habíamos salido parados. Nos dieron (desde aquí muchas gracias) un mapa con los puntos de control y pudimos ir más tranquilos. Ellos hacían noche en las casitas de los árboles así que tenían que ir sin prisa pero sin pausa, y eran como 12... una logística brutal, porque cuando no pincha uno, pincha otro...
.
Una finca muy bonita

Enlace hacia el Santuari del Coll

Llegamos después de quemar las piernas al punto de control en uno de los puntos más altos, el Santuari del Coll donde ya eran las 14:30 y donde pudimos fichar y tomar unas cervezas.
.
Enric con su KTM en el Santuari

Gracias a dios que me llevé la doble, con tanto peso no se cómo hubiese acabado de lumbares

Enric el posturitas

Lo que vimos era un espléndido paisaje (las primeras vistas que vimos, porque es muy denso) con Osor en el fondo (sitio al que íbamos).
.
Un servidor interesándose en el mapa y Jordi. Cervezitas.

Usted esta aquí

Con un poco de pérdida al principio encontramos el GR de bajada. Muy guapo y muy técnico, zonas de sendero estrecho que se convertían por momentos en trialeras durillas.
.
Vistas desde el Santuari. Osor abajo y un GR precioso de bajada que nos esperaba.

Se bajaba por aquí, campo a través

Ermita de Mare de Deu del part

Al llegar abajo fuimos hasta Osor y nos adentramos en las entrañas del pueblo. Paradita en el puente y unas fotos. Es un sitio muy bonito, la verdad.
.
Osor, bonito bonito.

La Lowepro me fue muy bien, aparte de llevar la reflex sirve para cargar de todo y con comodidad

Y ese soy yo

Catalunya Experience. Qué sitios más bonitos tenemos!

Ahora tan solo nos quedaba el plato fuerte, y era la última subida tan temida.
.
Salimos del puente y nos encontramos en la nacional. Como había muchos edificios el GPS estaba tonto y preguntamos a unos chicos de un club ciclista conocido del Maresme por dónde se iba. Nos dijeron la dirección y uno, el más listo soltó "Por ahí, ahora os cogemos". Un comentario con tintes de chulería (por el tono) que no nos gustó un pelo, pero bueno, cada uno con su vida. No hicimos comentarios al respecto.

Bajamos un kilómetro y pico por asfalto hasta encontrar el desvío a derecha del último puerto.

Después de unos 1400m acumulados en tan solo 33km nos llegaba el último plato de la jornada. Un puerto de 9,5km con una media del 7,4% y con 675m acumulados.
.
Enric disfrutando del agua, pasamos como 15 como este

Empezamos la subida conservando y nos fue bien porque era eterna. Hubo un momento, ya casi arriba (o eso pensábamos) que había un desvío. Todo parecía que habíamos llegado al collado, pero nada, aun quedaba.

La parte inferior, donde había mucha vegetación y muy húmeda, volvió a formar un ambiente espeso de calor que nos hizo sudar a mansalva.
.
Empezando la última subida infernal

Tan solo una parada a 2km del punto más alto para alguna barrita, algún gel y algo de fruta (que me sentó fenomenal).

Teníamos casi completa la etapa.
.
Vistas desde arriba (aunque aún quedaba)

Así que llegamos al punto más alto, que como no es un collado ni una cima no se sabe hasta que se empieza a serenar el terreno (con alguna ligera bajada).

8,9km hasta Sant Hilari que se hicieron eternos, ya que el pueblo ya se veía perfectamente. Entre plato mediano y plato grande andaba la cosa en estos kilómetros y finalmente llegamos al Hotel Ripoll.
.
Celebrando la llegada

Por cierto, los del "ahora os cojemos" no nos cogieron y llegaron 40 minutos más tarde a nuestro hotel.

Al llegar al Hotel primera decepción. Nos pusieron en una habitación "triple" (que no existe) con lo que a Jordi le tocó dormir en el sofá cama (cutre). Con el cansancio y las pocas ganas de negociar nos subimos a la habitación, nos duchamos y nos fuimos a fichar al Racó de'n Serrallonga y donde nos quedamos a tomar unas cervezas y unos embutidos con pan.

Pequeño paseo por Sant Hilari y vuelta al hotel para cenar. La cena justísima, pero suerte que habíamos comido antes en el Serrallonga.
.
Sant Hilari

En la reserva del hotel fichábamos los puntos de control

7h42m de viaje

Embutidos de la tierra y una Voll-Damm bien merecida

A las 22h nos fuimos a la habitación.

Yo estaba cansado de haber realizado la ruta más dura de mi vida (me han salido 2000m acumulados en 50km aprox y con un terreno roto) y me puse en la cama con la intención de descansar y recargar algo de fuerzas.
.
Bonito track

Nos salieron 2000m acumulados

Ahí empezó mi calvario.

Al cabo de media hora de intentar dormir algo (creo que conseguí dormir 30 minutos) me empezaron a arder las piernas por el esfuerzo y me desvelé.

Calor, frío, sensación de encontrarte mal... intención de dormir... no podía dormir, quiero dormir, no puedo... Un desastre. Al final vueltas y vueltas y vueltas. Me levanté varias veces al baño. La alergia que traía desde hacía tres semanas se intensificó y no podía respirar por la nariz... un desastre.

Al final miré el reloj y eran las 4:38 y no había pegado ojo. De los nervios de "tengo que descansar" se me cruzó la barriga y fui al baño... Al final calculó que pude dormirme sobre las 5:30 y el despertador sonó a las 7:45... demasiado poco.

Me levanté mareado y sin saber dónde estaba.

Bajamos a desayunar y no me entraba nada, el mareo no pasaba. Pedí un ibuprofeno para aliviar el dolor de cuello de la mochila pero eso no me iba a curar la falta de descanso y el no haber dormido...

Lo vi demasiado claro, tenía que abandonar. Pensé en volver por carretera y esperarlos en el camping pero finalmente tampoco eso era opción, me encontraba abatido.

Al final tomé la decisión de llamar a mis queridísimos padres para que recogieran lo que quedaba de mi.

Bajamos los tres con los equipajes y fuimos a irnos. Eso sí, antes tuvimos que pagar 7,99€ de las dos aguas de la cena (¡!) y la taxa turística (1,50 entre los tres). Fui a pagar con tarjeta pero decía el dueño que menos de 10 que no cobraba (¡ni que fuera un supermercado!). Al final entre los tres llevábamos 7,50€ y nos puso cara de "aquí falta dinero, no os voy a cobrar con tarjeta, ir a sacar". Al final se quedó con los 7,50€ a regañadientes. En serio que esa cutrez máxima no la había experimentado tan intensamente en ningún otro lado. Seguro que le hubiese salido más barato pasar la tarjeta y pagar la comisión que le aplicaban, pero esto en un hotel... de tres estrellas... En fin, ellos sabrán, cada uno lleva su negocio como quiere.

Salimos y Enric y Jordi se fueron y yo me quedé esperando a mis padres.
.
Adios con el corazón. Aquí me quedé una hora más esperando a mi coche escoba

Al llegar a casa y ver a mi mujer y a mi hijo me llegó algo de energía que utilicé para moverme hasta la cama y caer rendido 4h.

Se me quedó una espina clavada por no haberla terminado pero la decisión era demasiado fácil, voy mucho en bici y se perfectamente cuándo no estoy dispuesto para ello. Una lástima pero así son las cosas.

Mis amigos tardaron 6h en completar el segundo día, que aun siendo más asequible (1300m) era durillo.

Las conclusiones que sacamos entre los tres es que los 130€ que pagamos por barba eran demasiado para un hotel donde ni tan solo teníamos habitación a solas. Por un hotel que te cobraba (aun teniendo el precio pagado y cerrado de la pedals) 2 botellas de agua y donde en el cámping donde parabas te cobraban 3 euros por ducharte, un euro más por toalla y un euro más por jabón.

Entiendo que si no hacías la primera noche de llegada en el cámping antes de empezar, ellos veían poco, pero siendo un pack cerrado que pagas a Pedals de Foc, no te pueden racanear de esta manera. 130 euros no es moco de pavo.

Enric, que hizo la Pedals de Foc me comentó que el trato, la exquisitez y la logística estuvo a años luz de la Serrallonga. No volvemos.

3 comentarios:

Manolo dijo...

Lo primero que mala pata lo de tener que abandonar aunque está claro que esto del btt si no estás en plenas condiciones es mejor quedarse quieto. Una lástima compañero. Me ha venido bien tu ruta porque estaba pensando en hacerla con los colegas y veo que es algo dura pero veo algunos detalles que comentas algo feos que debería resolver la organización. 130 € no es moco de pavo. Si la hago ya por supuesto que no acabaré en ese hotel y quizás estaría bien que comentarás tales actitudes a la organización. Lo del campeón que dice ahora os cogemos también le podemos dar de comer aparte. Mirate la ruta mil dimonis que hice hace dos semanas. Calidad y bien organizada y sin ningún problema. Se sale y se llega desde Celrá. Un abrazo y muy buena crónica

David Fernández dijo...

Gracias por comentar Manolo.

Sigo pensando si decir algo o no a la organización, seguro que es como hablar a un muro.

Las otras crónica que he ido leyendo (antes de ir) eran similares.

Paisaje bonito pero servicio muy justo.

Manolo dijo...

Probablemente sea un muro pero que sepan que no todo esta gestionándose bien y cobrar creo que cobran el 100%... Salud.