jueves, 13 de octubre de 2011

Taller: Hinchado correcto de las ruedas

¡Hola a tod@s!,

Hoy no voy a poner ninguna ruta ya que voy a hacer una reflexión en blog alta.

Voy a hablar de la presiones en los neumáticos y cómo estas pueden afectar en su totalidad en la conducción de la bici.


Si os soy sincero jamás me he puesto a mirar presiones para jugar con ellas y ver qué resultado dan, soy (o era) bastante escéptico en este tema y me limitaba a hinchar las ruedas de mi 26" a 3 kg cada una y andando.

Digamos que dejaba todo el peso de la absorción a la horquilla y al cuadro.

Una presión de este calibre no es que vaya del todo mal ya que con ella te aseguras que no pellizques ni desllantes casi nunca, de hecho, haciendo esto he estado más de 2500 km sin ningún pinchazo pero claro, con un terreno como el nuestro esto es casi un peligro.

Frenadas poco eficientes, derrapajes imprevistos de la rueda delantera, salidas de curva sin sentido y poco agarre lateral en general que al fin y al cabo tenías que evitar y corregir bajando velocidad y ganando técnica. Eso sí, en las trialeras muy difíciles esta presión no va del todo mal ya que se mitiga un poco el exceso de presión por todas las retorcidas y presiones a las que son sometidos los neumáticos.

Hace poco escuchaba en foromtb, donde me paseo amenudo, que una bici con ruedas de 29" y una presión adecuada podía mitigar mucho la rigidez de un cuadro hardtail (sin suspensión) y me puse manos a la obra.

Con 8cm de recorrido de horquilla delantera, una 29" se encuentra totalmente satisfecha a la hora de meternos en trialeras complicadas así que lo único que le faltaba era ajustar bien las presiones al terreno que pisamos.

Toda la serra litoral y marina tiene montones de pistas muy duras con arenilla suelta que hacen que con 3 kg sean unas auténticas pistas de patinaje, así que me propuse ir haciendo pruebas y apuntando los resultados.

Finalmente con la bici de 29" (después de haber llevado las ruedas en ocasiones a 3,5) he llegado a la conclusión que con 1,8 bares delante y 2,20 detrás hay suficiente aire como para no desllantar y notar consistencia, eso sí, las ruedas se agarran como una lapa ofreciendo más seguridad en pistas anchas de bajada yendo rápido y en trialeras con una absorción mucho mayor, ayudando así a la horquilla a realizar su trabajo.

En subidas también se nota, ya que la superficie de contacto (que es donde una 29 gana a una 26) se hace aun más grande. Así encontramos que ponernos de pié funciona ya que la rueda no resbala por ningún lado.

Con esta configuración he encontrado el punto ideal a la 29. Amen de que resulta mucho más cómoda ya que detrás se amortigua mucho más.

Estas presiones son para mi peso y mis características de conducción. El neumático delantero es un kenda smallblock y el trasero un captain 2.00. Mi consejo, aunque seguro que el 90% ya lo hacéis, es que vayais probando con presiones diferentes en cada salida, para ello recomiendo una bomba de pié, mano de santo.

Esta mañana he salido un rato con la doble de 26" y he hinchado las ruedas a 2,5 y 2,7. La delantera al inicio de la primera trialera la he bajado hasta 2,1 y el cambio ha sido abismal. Una rueda como la FireXCPro de Panaracer con un taqueado muy agresivo central, se ha mostrado como una oruga en trialeras con exigente agarre lateral. Aparte, el echarle una mano a la horquilla, hace que todo fluya mejor y he podido bajar a mucha velocidad con una seguridad tremenda.

No es un consejo, es una observación personal que he ido viendo con el tiempo. Como decía, muchos seguro que lo hacéis, pero seguramente habrá gente que coja la bici y salga sin asegurarse de nada... medio kilo más arriba o abajo hace que la bici cambie radicalmente de conducción.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No vayas a hacer demasiado caso a las gilipolleces que dice colorado ... que no por gastarse 8mil euros en una bici , se está más trillado en este deporte .

Moonisun dijo...

Muy buena tu exposicion sobre el inflado de las ruedas. A mi tambien es un tema que me tiene frito :-).

un gran saludo y adelante con el blog