lunes, 22 de agosto de 2016

Crónica del Bicircuit

Buenas a tod@s,

Esta semana probé por primera vez la experiencia de ir a rodar por el Circuit de Catalunya. Hace un tiempo nos enteramos de la posibilidad del bicircuit casi por casualidad y empezamos a buscar fecha y finalmente pudimos encontrar un hueco e ir a probar.

La posibilidad del bicircuit no esta muy publicitada, desconozco el motivo, pero me parece una idea muy buena para poder rodar en bici de carretera con total seguridad, fuera del tráfico y además en un sitio histórico.

La entrada cuesta actualmente 5€, aunque si os motiva y lo váis a utilizar más hay un bono de ocho sesiones por 25€.

La entrada te da acceso con el coche al circuito, a un parking que esta pegado a la pista. Es un parking muy grande y el otro día, había, por lo menos, unos cuarenta coches con ciclistas.


Esta bien porque pudimos dejar la bomba, la multiusos, la cámara etc en el coche, a malas y que alguien pinchara, como éramos dos, pues uno podía desplazarse en un momento al parking.



Llegamos a la hora en la que abrían, a las 18:30, nos preparamos y salimos a rodar.

Salir a la pista principal es ya de por sí un espectáculo. He tenido la suerte de asistir a varios GP de F1 y también a varias pruebas más y ver el circuito vacío y, además, rodar por él… vale la pena.



Es curioso porque tanto de espectador como de jugador en las videoconsolas, el circuito se ve muy diferente.

Saliendo de la línea de partida nos encontramos con una recta principal que desciende ligeramente hasta encontrarnos con la primera curva a derechas. Desde ahí empezaremos una subida controlada hasta la parte superior del circuito.



Allí se rueda bastante plano y entonces viene una curva a izquierdas cerrada y con bastane pendiente. Allí, aunque no lo parezca, alcanzábamos los 50km/h sin demasiados problemas.

A partir de ahí viene una curva a izquierdas con una buena subida. Luego una recta plana, una curva a izquierdas que va subiendo de grados muy tranquilamente y luego la bajada a la recta principal, que también se cogían los 50km/h fácilmente.



La recta, con el viento de cara y con ligera pendiente de subida se hacía bastante larga.

Finalmente rodé 14 vueltas a una media de 27,7km/h. Con la coña salieron 600m positivos de desnivel, y es que cada vuelta son unos 49 positivos aproximadamente. De plano, nada.



Se me antoja una buena opción para invierno, cuando a las 17h ya es de noche y salir en bici es imposible. Tiene parking, un precio razonable (con el abono) y una seguridad total en tema coches.



Se necesita llevar luz, pone que es obligatoria, pero es que de noche no hay iluminación de la pista. Sí que hay iluminación del recinto, pero en la pista no hay y cuesta ver bien. Nosotros terminamos a las 21:30, que aún quedaba algo de luz pero nos fue bien llevar la luz led.



Vestuarios. Según en la web pone que te puedes duchar, pero por lo que nos dijo el de la garita de entrada es un barracón que esta en otro lado del circuito y que no es lo que diríamos un vestuario en sí.



La experiencia muy positiva. Desconozco si volveré pero ahora mismo ya tengo otra opción más para aquellas tardes oscuras de entre semana en invierno.



Muy recomendable.